martes, 27 de octubre de 2009

Me quitarán de quererte, Llorona, pero olvidarte nunca

No se que tienen las flores, Llorona, las flores del campo Santo
Que cuando las mueve el viento, parece que están llorando...


Y con esas solas líneas rompí en llanto. Mi amigo el Alacrán me dijo, "que tienen tus muertos que no te dejan descansar". ¿Qué tienen ellos? ¿Qué les haca falta? No lo se, solo que no me gustaría que ellos estuvieran llorando.

A vísperas de el día de los Fieles difuntos, solo es para hacer memorial de los seres queridos que he perdido. Llego un momento que ya conocía más gente dentro del Panteón que fuera. Gente que sigo queriendo, personas con las cuales a veces platico. Me gusta recordar sus risas, me gusta sentarme ahí enfrente y platicar con ellos, para mí es una fecha especial, vengo del "Cerro de las animas" y me gusta creer que en verdad vienen ese día, que por un momento le jugamos a la vida una jugarreta y llegan como siempre, a brindar y comer como en las mejores fiestas.

Dicen que no tengo duelo, Llorona, porque no me ven llorar
Hay muertos que no hacen ruido, Llorona, Y es mas grande su penar


Para mi es más importante preparar la ofrenda que poner el árbol de navidad. No, no es día de muertos, ellos siguen vivos, en mi recuerdo, en mis juegos, en todo momento. Como cada año así será, como cada año ahí estaré, por que si llegan de noche, porque si llegan con hambre, pues no estén solos, un buen taco siempre sabe mejor acompañado.

Como siempre voy con mi papá, que partió hace ya algunos años (el muy cabrón, se le hizo fácil dejarnos sin verlo viejo) como siempre brindare con él con un mezcal para contarle como me ha ido, que ha sido de mi vida; probablemente no soy lo que siempre deseaste que fuera, pero agradezco que me dejaras ser lo que elegí. Agradezco que me dejaras lograr mis sueños, aunque los muy pendejos nunca fueron efectivos. Si, ya se que dices que debería buscarme a a alguien para no estar solo, pero te juro que lo he intentado, me cae que en mi no ha quedado. Te extraño mucho, las cenas no son lo mismo, ¿recuerdas como siempre nos reuníamos y platicábamos de nuestros planes?, ¿recuerdas como siempre me decías "no seas wey, esto no siempre es un juego"....?


A un santo Cristo de fierro, Llorona, mis penas le conté yo.
¿Cuáles no serían mis penas, llorona? Que el santo Cristo lloró.


Como siempre se hará el tekio para limpiar el campo santo, se preparar lo básico, la comida, el agua , la sal. Como siempre, en cada lugar y como he elegido, se mantendrá viva esta tradición. Se que dicen que es cosa de la metafísica, que a lo mejor solo están estancados en el limbo, que solo están durmiendo´. Pero este año iré como siempre a brindar contigo, a platicare mis planes, lo que he hecho. Sigo siendo un dolor de cabeza, pero sabes, espero en verdad este año por fin terminar la carrera. Vivir sin ti me ha enseñado mucho, he a aprendido a la buena y a la mala lo que llamamos vida. Las cosas han cambiado. Pero aún esta tu foto en la casa, ahí, como en el momento más feliz, cuando nos reíamos de las simplicidades, cuando me defendías de los que se burlaban de mi cuando era un niño, cuando aún sabiendo que onda conmigo decías "ningún pendejo va a burlarse de mi hijo...." Como te extraño papá.... como te extraño.


Y contigo a lo largo de los años, muchos amigos y compañeros se van marchando.
Mis abuelos, mis tíos, mis sueños.
Muchos amores, muchos buenos amigos... uno a uno he ido despidiendo.


Para muchos es una perdida de tiempo, hablarle solo a las lapidas, es dolor innecesario recordar a cadáveres que en vida fueron ojetes y mejor muertos que seguir dando problemas. Que es un gasto inútil, estéril, sin beneficio real más que el pinche folklor de un pueblito moribundo que esta al punto de la extinción.

Para mi no. A mi me gusta creer que aún hay un día, un momento en el cual, como cuando niño, nos reuniéremos a compartir el pan y la sal. Que bromearemos y cantaremos como en los días más gloriosos, porque así me gusta recordarlos, con risas, con flores, con ese encanto.


Dicen que no tengo duelo, Llorona, porque no me ven llorar.
Hay muertos que no hacen ruido, Llorona, Y es más grande su penar

Celebro estos días con el amor a mis seres queridos que vienen a la casa. Comparto la felicidad de un momento con las personas que quiero, en vida y aun puedo decirles lo especial que son para mi.

Con un dejo o recuerdo un homenaje escrito para cada quien por aquellos que partieron.

Una ofrenda de unas cuantas lineas. Algunos de ellos no tendrán mail para recibirlo, pero otros que pueden mandarlo podrán decirlo con las ganas de hacerlo cara a cara. Para un familiar, un compañero, un amigo, que regresara un momento.


Ay de mi, llorona, Llorona, Llorona llevame al río
Tápame con tu rebozo, llorona, porque me muero de frío.


Un gran abrazo a todos y no olviden poner alguna cera con luz, para que nuestros fieles difuntos no se pierdan en el camino de regreso.

domingo, 25 de octubre de 2009

Amar es cosa de valientes.


Hay quien le tiene miedo al compromiso, a estar con alguien, a vivir con la idea de que le rompan el corazón y entonces no se quieren atrever a dar más.
No nos queremos ver vulnerables, no queremos ser frágiles, no queremos llorar, porque el que llora es maricón y no, yo no soy de “esos”.

Así pasan los días, los meses, los años y ves que ya no tienes 18, que ya pasaron los 25, que rayas en los 30's que los 35 son cosa del ayer, que los 40 ya no te apuran, que los 50 son palpables, que los 60 te da lo mismo. En fin, que ya no tienes la edad que decías tener y que se tienen que tomar decisiones, si quieres algo más o quieres seguir haciendo lo mismo. Para cambiar los resultados, hay que cambiar los procedimientos.

El amor es raro; es un concepto; una percepción; una anomalía; un sentimiento; algo que se invento la mercadotecnia para las tarjetas; lo que mueve el mundo; la puta más grande de la historia; la inocente mirada de la persona amada; las cuentas del banco; los abrazos de madrugada; compartir el desayuno después de una noche de juerga y ver que no salió corriendo; que este contigo aunque te estés muriendo y vomitando enfermo; que salga a comprarte unos esquites porque no has cenado; que le sueltes un madrazo por despecho, es el cigarro de los dos de la mañana ¡ all you need is love!

"Amor es..." (ni puta idea)

A final de cuentas es atreverse a ser más que lo que se es.
"Yo" soy el amor, yo seré y sería él que ama, porque algo he aprendido con el paso de los años, la decisión de amar es propia, no del otro ser en cuestión, porque los sentimientos no son los mismos, las metas difieren y la pasión es cosa de cada quien.

De repente es cosa de querer, de saber decir “con este si” y porque no, es válido también decir, “con este no”.
...pero las ganas de amar, de querer, de encariñarse, de entrepiernarse, de añorar abrazos, besos caricias y suspiros ¿quién nos la quita? ¿Quién nos la da?,

Querer es cosa de quererse.
Amar y vivir, tocar, respirar.
Amar es cosa de valientes.

… quien será el que se agarre los huevos y diga.. ¡Yo chingao! yo lo hago.