jueves, 11 de febrero de 2010

...y vivieron felices hasta la media noche.

Y veníamos los dos en el metro, sin decirnos nada, no era necesario.
Se desocupo un asiento y mientras dormitaba venían a mi mente una lluvia de recuerdos...

Me hice fuerte ahí,
Donde nunca vi.
Nadie puede decirme quien soy
Yo lo se muy bien, te aprendí a querer

... Después de 4 caguamas y unos cacahuetes seguíamos escuchando rolas, nunca fue nuestra onda ponernos a cantar, no teníamos muchos gustos afines, pero que ganas de chingar para que le bajara una rola que te latía en la época escolar, chale, tan alternativo y rayando con estas cosas tan ñoñas, no hay pex, si no esta en Ares , esta en youtube. Ya ni siquiera andábamos, ya ni si quiera salíamos, ya ni dormíamos juntos, digamos que ya no había "amor" comercial....

Mientras salíamos por más caguamas me iba a acordando cuando nos conocimos, ya hace bastantes años y aún seguíamos echando el mismo desmadre. Pasamos a esos puestesitos de la calle, que los ilumina un foco tambalenate que ilumina la mitad de la calle y pedimos unas hamburguesas, "jaguaianas" pa que sepan más ricas. Entre risas y debrayes existenciales, reíamos de cosas venales, creo que se movió el foquito del puesto y mi sonrisa quedo al descubierto.

Mientras los perros ladraban a media noche comíamos las burgues acompañadas de chelas, el frío estaba cabrón y como siempre te ponías mi chamarra. "ya deberías de regalármela" - Cabrón! pues es mía, compraté la tuya! ja,ja,ja. "No mames wey, regaleme un cigarro", - no tengo, "vamos por uno", Chale a salir a la calle de los arrabales a comprar un infeliz cigarro, porque el señor se le antojo fumarlo. Ya ni si quiera para meditarlo, ya era un reflejo automático.

El perfume que lleva el dolor
En la esencia de las almas
Dice toda religión

Una fumada y el papel arroz se iba quemando mas recuerdos llagaron y me vi a mi mismo corriendo por las calles buscándote porque te habían madreado, estabas ahí sentado en la banqueta y solo alcance a abrazarte y no decir nada. No comentar nada.

Una exalada y mientras salía el humo me remonte a cuando regresaba de mi viaje y verte ahí esperando la llegada del autobús no se por cuantos minutos a la espera de que yo bajara y echarme la mano con mis maletas para irnos a la casa.

Así, chingón, como la primera vez tome tu mano, mientras le dábamos un trago a la caguama. Caminamos con la "estúpida luna" (como tu la llamabas) y el pinche frío acentuaba el cielo estrellado. Caminamos con las paredes grafiteadas como fondo y sin decir nada, sin expresar palabra.

Siempre me sorprendió tu habilidad de destapar las chelas con una llave, soy muy bruto para eso, solo lo hago con el filo de la mesa, por eso siempre cargo mi destapador. En fin tu tu vida, yo la mía, Eres libre, soy libre.

... tal vez, se parezca a este rayo de sol
Y ahora que busqué
Y ahora que encontré
El perfume que lleva el dolor

Así que llegando a mi cantón pues puse la rola, esa que íbamos a bailar según cuando nos casaramos, pobres pendejos, retando al destino. "ya trate tu cepillo de dientes, que ya solo eso te falta para vivir aquí".

Solo te abrace mientras bailábamos en la fría madrugada de mi cantón. como hace años en aquella mala cantinucha donde nos conocimos y entre risas planeamos nuestro futuro. Te levante y así de simplemente sin testigos, sin gente, sin fiesta...así de simple, sin compromiso, sin relación, sin más que solo dos borrachos que bailan con una vieja rola que dice algo sobre "amor" ..unas cosas sobre "te aprendí a querer". Entregados no en sexo, no en fluidos. Así los dos... solos..

Sin decir nada. así de simplón, eso era el amor... después del amor.
.
...Y veníamos los dos en el metro, sin decirnos nada, no era necesario.
Es muy chido tener a alguien con quien compartir ideas, risas y juegos..pero es más chingón tener a alguien.. a alguien con quien puedes compartir el silencio.

Una llave por una llave y esa llave es mi amor
Una llave por otrta llave y esa llave es tu amor.


No hay comentarios: